9 de marzo de 2009

Primer paso de la restauración: engasado de la mandíbula

El día 2 de Marzo, tras preparar todo el material que íbamos a necesitar, iniciamos los trabajos de restauración de "nuestra" mandíbula. Se trata de dos fragmentos mandibulares de Rinoceronte en los que se reconocen de momento los tres molares, m1, m2, m3.
Dado el mal estado de conservación que presentaban, optamos por engasar las partes visibles, para evitar que se dañaran más al ir retirando el sedimento que las envolvía. Para ello utilizamos una sola capa de gasa, que adherimos al resto mandibular mediante una mezcla de pegamento y acetona.


¡Aquí os mostramos el proceso
de engasado en detalle!






2 comentarios:

  1. Esta no es la mandíbula que lleva mil años por ahí pululando???

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Pimen, es la mandíbula que Leo estuvo restarurando, y que llevaba mucho tiempo en el labooratorio.

    ResponderEliminar