25 de mayo de 2009

Arqueología en Illescas (Toledo)

Hace un mes, Geosfera tuvo la oportunidad de colaborar con la empresa de arqueología Arqueotecnia, con lo que pudimos acercarnos a nuestros enigmáticos antepasados. Retrocedimos en el tiempo en una excavación de urgencia de 10 días para encontrar maravillosos silos, donde estos hombres de finales del Calcolítico o principios del Bronce nos habían dejado su legado... Hachas pulimentadas de sillimanita, puntas de flecha en sílex, cerámicas con mamelones..

Todo esto nos lo explica mejor nuestro amigo Genaro Ferrer, arqueólogo y especialista en Prehistoria:

"Excavamos 38 estructuras circulares, cuya funcionalidad real desconocemos. En algunos yacimientos se ha podido documentar que tenían las paredes revestidas de arcillas con el fin de impermeabilizarlas, y se encontraron evidencias polínicas y antracológicas que constataron que servían para el almacenaje de grano. Como cubierta, estos silos, tendrían una tapadera vegetal, también impermeabilizada con barro, o bien una piedra plana de gran tamaño. Este tipo de estructuras son generalmente pequeñas en diámetro (entre 0,60 y 1,50 metros) y su profundidad es variable (entre 0,40 y 2,00 m). Otras estructuras, a veces asociadas a las anteriores, de mayor diámetro y menor profundidad, han sido interpretadas como fondos de cabaña. Para su construcción rebajan parcialmente el terreno, unos 20-50 cm y sobre esta zona se construía una cabaña con materiales vegetales sustentada por postes clavados en el suelo, cuyas huellas, de escaso diámetro, en ocasiones se conservan en su perímetro. En ambos casos, ambas estructuras, una vez quedaron en desuso, fueron reutilizadas como basureros. Otra posible interpretación, cuando carecemos de las evidencias antes descritas, es que no tuvieron otra funcionalidad más allá de la que el registro arqueológico documenta, como meros basureros, dado que enterrando los desechos orgánicos se evitarían olores e insalubridad, así como la presencia de animales carroñeros cerca de la zona de habitación. Sin embargo, esta teoría no parece explicar porque las excavaban con esa forma y dimensiones (de hecho algunos de ellos muestran una boca circular casi perfecta y sección globular o en forma de cubeta), que parecen muy elaboradas teniendo en cuenta la funcionalidad que habrían de tener. Más allá de posibles interpretaciones, lo que es inegable es su importancia arqueológica, dado que al tratarse de estructuras reutilizadas como basureros, o directamente agujeros para este fin, en ellas encontramos materiales de muy diversa índole-en el caso del yacimiento de Illescas, hachas pulimentadas de sillimanita, puntas de flecha y cuchillos de sílex, así como una cerámica a mano, en su mayoría no decorada, aunque si se han encontrado algunos mamelones (elementos no solo decorativos, sino funcionales). Estos materiales, a falta del estudio que hará la arqueóloga Marta Bueno, parecen indicar que pertenecen al Calcolítico (Edad del Cobre)/Bronce Inicial, aproximadamente 4000 años antes de nuestra era. No hay ninguna excepción que indique que pertenezcan a otro periodo, si bien este tipo de estructuras existen desde la Prehistoria Reciente hasta la Edad Media, con iguales características."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada