25 de noviembre de 2009

Excursión geológica por la sierra de Madrid

Una de las espectativas e ilusiones de Geosfera es hacer llegar la Geología y Paleontología a todo el mundo, y en especial a los jóvenes. Estas ciencias nos muestran la historia de nuestro planeta, mediante detalles que son invisibles para el ojo de la mayoría de la gente. Queremos que sean reconocidas, y que se les otergue la importancia que merecen. Para ello, nada mejor que organizar excursiones geológicas y paleontológicas en colegios e institutos, ya que estas ciencias pierden año tras año peso dentro de los planes educativos oficiales.

Un posible intierario podría ser el que Geosfera realizó hace unas semanas al noroeste de Madrid, muy cerca del pueblo de Rascafría. Allí pudimos observar una gran variedad de rocas, desde sedimentarias como un antiguo paleocanal, en el que los conglomerados se apoyan, mediante un contacto erosivo, sobre capas de lutita, hasta rocas metamorficas como los gneises, antiguos granitos cuyos minerales se han orientado gracias a los esfuerzos tan grandes que han tenido que soportar.

Uno de los detalles más bonitos que pudimos observar fue la presencia de grandes roturas de la corteza llamadas fallas, que se ponen de manifiesto porque rocas
más antiguas como los genises (Paleozoicos) se situan por encima de otras más modernas, en este caso lutitas del Paleógeno. En este otro afloramiento, María está situada justo en el contacto de ambas litologías.. está cabalgando sobre una falla inversa!!!

Aquí os mostramos en detalle un ejemplo de los gneises, las bandas claras estan formadas por feldespato y cuarzo, mientras los tonos pardos nos los da la presencia de gran cantidad de biotita que se encuentra oxidada, ya que es un mineral rico en Fe. El predominio del feldespato nos da una pista de que tipo de roca teníamos antes de ser afectada por metamorfismo, ya que estos procesos afectan a rocas preexistentes, que pueden ser rocas sedimentarias o ígneas, en este caso probablemente serían rocas plutónicas ricas en feldespato, como los granitos.

Otro proceso geológico curioso es la formación de las marmitas de gigante. Se deben a la presencia de remolinos e irregularidades del fondo del cauce. La arena y cantos que arrastra el agua van devastando la roca, erosionándola poco a poco. Estas formas de erosión suelen ser frecuentes en aquellos lugares en el que el cauce tiene mayor pendiente y aumenta localmente la velocidad del río.

Esto lo podemos observar en el cauce del río Lozoya, aguas abajo del puente del Congosto. El río Lozoya se está encajando actualmente en el gneis mediante la formación de marmitas de gigante.

En la foto de la derecha se muestra una vista detallada de estos gneises, que se les denomina glandulares por el gran tamaño que presentan sus cristales de feldespato.

¿Qué os parece la posibilidad de preparar excursiones geológicas para coles e institutos? ¿Os parece que la geológía o la paleontología pueden despertar el interés de los más jovenes? ¿y de los profes? Esperamos vuestras respuestas!!!

1 comentario:

  1. Me encanta la idea! yo me apuntaría sin dudarlo. Una salida al campo para conocer la geología de tu entorno, poder ver y palpar lo que te cuentan en los libros, lo hace más interesante aún. Además con vuestra preparación y entusiasmo contagiareis a todos los que os acompañen en el interés por la geología. Mucha suerte con esta nueva iniciativa que seguro tendreis mucho éxito. Un besín!

    ResponderEliminar