27 de octubre de 2010

Indonesia vuelve a temblar

Volcán Merapi
Desgraciadamente la Tierra vuelve a mostrar su cara más destructiva en Indonesia, y por partida doble. Tanto los volcanes como los terremotos son manifestaciones directas de la energía interna de nuestro Planeta. El interior de la Tierra es como un motor que aún sigue teniendo combustible, procedente de su energía de formación y de la desintegración isotópica, y que se va liberando en forma de calor (gradiente geotérmico y volcanes) y de forma mecánica (terremotos), manifestándose de forma predominante en ciertas regiones donde coinciden las distintas placas en las que se divide la corteza terrestre.


Distribución de terremotos y volcanes
Si comparáramos los mapas de distribución de los terremotos que se ha producido en el último año, y de la distribución de los volcanes en la superficie de la Tierra, comprobaríamos fácilmente, y de forma general, como ambas distribuciones se solapan, describiendo superficies que son precisamente los límites de las placas litosféricas que marca la Tectónica de Placas. Indonesia se sitúa sobre una de estas zonas, y es una de las regiones más activas desde un punto de vista sísmico y volcánico, a lo que hay que sumar la debilidad de la mayoría de las infraestructuras debido a la pobreza económica, y que curiosamente muchas de las áreas peligrosas, como  laderas de volcanes, son paradójicamente muy fértiles y por lo tanto habitadas.

Rescate a los pies del volcán Merapi. Fuente Elpais.com
Estos fenómenos pueden, en determinadas ocasiones, preverse debido a la detección de algunos fenómenos como ligerísimos cambios en la topografía o la conductividad eléctrica del terreno, o la liberación de determinados gases, y a veces han salvado multitud de vidas, aunque en otras ocasiones han pasado totalmente inadvertidos. En Java llevaban varios días evacuando a la población situada en los alrededores del volcán Merapi, y los indicios que preveían la erupción se han confirmado. La pasada noche el Merapi hizo erupción arrojando una nube de ceniza incandescente (colada de piroclastos), que se ha cobrado la vida de 28 personas. Mientras, en la isla de Sumatra, la falla que causó uno de los mayores desastres naturales en 2005, ha vuelto a moverse, el seísmo ha tenido una magnitud de 7,7 en la escala de Richter, y ha generando de nuevo un Tsunami que ha causado más de 250 muertos y 400 desaparecidos.
Falla de Sumatra en relación a las placas Euroasiatica y Australiana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada