18 de enero de 2011

Eodromaeus murphi y la diversidad de los dinosaurios triásicos

Un estudio publicado en la revista Science, arroja pruebas acerca de la temprana diversificación de los dinosaurios, gracias al descubrimiento, en el Valle Ischigualasto (al noreste de Argentina), de un nuevo dinosaurio bípedo, el Eodromaeus murphi, que vivió hace 230 millones de años (Triásico) en un ambiente similar a la actual sabana africanaEste ejemplar medía menos de dos metros, poseía fuertes garras y dientes aserrados, y es notorio el alargamiento de su columna vertebral. Ha sido considerado como el antecesor de los grandes depredadores como el Tirannosaurus, Giganotosaurus, Velociraptor, y de todas las aves actuales, según afirma Ricardo Martínez, coautor del estudio y jefe de la División Paleontológica de Vertebrados del Instituto y Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de San Juan (Argentina). Hasta el momento, era el Eoraptor, terópodo contemporáneo y descubierto también en la formación Ischigualasto, el que obstentaba ese papel, pero comparando ambos, se ha comprobado que Eoraptor poseía rasgos más propios de los saurópodomorfos (dinosaurios herbívoros), como fosas nasales más grandes y la existencia de un primer diente bajo intercalado.


Eodromaeus murphi


 Este estudio nos revela que los dinosaurios eran mucho más abundantes en el Triásico de lo que se creía, y que su diversificación no es consecuencia de la extinción de otros animales que dejaron nichos ecológicos vacíos, ya que estas extinciones también afectaron a los dinosaurios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada