13 de enero de 2011

El suelo vuelve a temblar en Chile en menos de un año

Un terremoto de 5,9 grados de intensidad en la escala de Richter sacudió, el día 10 de Enero, las mismas regiones del centro de Chile afectadas por el devastador terremoto de magnitud 8,8  (Richter) del pasado año, considerado como el segundo más fuerte en la historia del país y uno de los cinco más fuertes registrados en todo el mundo. Dicho terremoto ocasionó un fuerte tsunami  que impactó las costas chilenas, y la alerta llegó a Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, incluso se extendió a la Antártida, Nueva Zelanda, La Polinesia Francesa y Hawai. Según el investigador Richard Gross (científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa), el movimiento telúrico habría inclinado el eje terrestre en 2,7 milisegundos de arco (unos 8 centímetros), acortando 1,26 microsegundos la longitud de cada día en la Tierra.

Los movimientos sísmicos en esta región se producen al converger las placas de Sudamérica y Nazca a razon de 68 mm/año. La placa de Nazca "subduce", es decir, se introduce por debajo de la placa Sudamericana, generando una energía que se va acumulando entre los bordes de las placas, que se libera posteriormente, dando lugar a los terremotos.

Más del 40 por ciento de la actividad sísmica del planeta, durante el periodo histórico del que tenemos registro, ha sido liberada en territorio chileno, lo que posiciona al país como una región única en materia sismológica. El terremoto más grande del que se tiene registro, ocurrió también en Chile, en 1960 en la ciudad de Valdivia, y tuvo una Magnitud de 9,5 grados en la escala de Richter. 



Concepción en Ruinas, 1835.
Otra muestra de la intensa actividad sismica de Chile, la encontramos en el testimonio de Charles Darwin. En 1835, durante su viaje en el Beagle, Darwin visitó Chile, y el día 20 de enero se encontraba cerca de Valdivia, a 322 kilómetros del epicentro de un terremoto de magnitud 8,2 que afectó principalmente a la ciudad de Concepción. Como el naturalista británico escribió en su diario: “Yo estaba en tierra firme descansando en un césped. (El terremoto) vino de repente y duró dos minutos (aunque pareció mucho más). El sismo era muy notable; a mi y a mi sirviente nos pareció que la ondulación venía del este (…) Un terremoto como este destruye las asociaciones más antiguas, el mundo, el emblema de todo aquello que es sólido”. El investigador se dirigió a la ciudad de Concepción, donde escribiría  tras encontrar la ciudad en ruinas: “Es lo más terrible, y sin embargo, el espectáculo más interesante que jamás haya presenciado”. Darwin observó que, debido al terremoto, la costa había aumentado en relación al nivel del mar. Aquella observación ayudó al investigador a convencerse de las teorías que defendían que el planeta Tierra está en constante y lento cambio.

Los expertos afirman que aún no se ha liberado toda la energía acumulada por los choques entre la placa Sudamericana y la de Nazca, que se iniciaron hace 130 millones de años, y que esto podría seguir produciéndose en un futuro no muy lejano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada