24 de febrero de 2011

Terremotos en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es uno de los países más activos sísmicamente, cada año suceden allí más de 10.000 seísmos, por lo que el desastre que ocurrió este pasado 23 de febrero no sorprende a los geólogos. Viendo la siguiente imagen, ¿imagináis por qué?

Posición de las placas tectónicas (imagen tomada del blog locosporlageologia)
Como se puede observar en el recuadro de la imagen, Nueva Zelanda se sitúa exactamente entre la placa Australiana y la placa del Pacífico. En este límite de placas es donde se concentra la inmensa mayoría de los terremotos que se producen en la Tierra. Ambas placas se desplazan en sentido contrario, y constituyen un borde convergente de placas, en el que coinciden dos cortezas de tipo oceánico, por lo que el proceso de subducción (introducción de una de las placas, la mas densa, bajo la otra)  es mucho más complejo que cuando entra en juego, en uno de los casos, corteza continental.

Al introducirse una placa bajo otra, además de los terremotos, la energía que se genera produce elevadas temperaturas, que llegan a fundir la roca, generando magmas que acaban saliendo a la superficie como lava a partir de edificios volcánicos. Por lo tanto, vulcanismo y terremotos suelen aparecer asociados a las mismas regiones del planeta.

Gráfico de Mariano Zafra, fuente elpais.com
En esta ocasión, la magnitud del terremeto de 6,3º en la escala de Richter, y la posición del epicentro, cercano a Christchurch, una de las mayores ciudades del país, unido a la escasa profundidad, el hipocentro se sitúa a tan solo 5 kilómetros, ha propiciado que sus efectos hayan sido más devastadores. La profundidad es importante, ya que en terremotos profundos la energía se va transmitiendo a las rocas en forma de deformación.

El pasado mes de septiembre ya se sintió un fuerte seísmo de 7,2º en la misma ciudad, causando decenas de heridos e importantes daños en infraestructuras. Desde entonces esta parte del país ha sufrido numerosos temblores, el último de los cuales ha causado casi un centenar de víctimas mortales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada