24 de marzo de 2011

Anatomía de un Tsunami

Los tsunamis se producen debido a una perturbación en el fondo marino, las cuales suelen originarse por un terremoto, aunque también pueden formarse por otros procesos como deslizamientos submarinos o impactos de meteoritos.

Estos procesos originan variaciones en el relive submarino, por ejemplo en las fallas el salto que se produce entre los distintos labios, aunque sea de excasos metros, conlleva grandes cambios en el volumen de la masa de agua situada por encima. Este volumen de agua puesto en movimiento es enorme, aunque en altamar estas variaciones son casi imperceptibles, cuando la onda llega a fondos someros, la cresta (V en el dibujo) va acumulándose sobre la línea de costa, produciendo en unas ocasiones la entrada literal del océano sobre el continente, como hemos visto estos últimos días en Japón, y en otras ocasiones grandes olas de decenas de metros. El mayor tsunami registrado, en la península de Kamchatka en 1737, tuvo una altura de 70 metros.

Origen de un Tsunami por una falla submarina, Anguita & Moreno 1993.

Para finalizar queríamos dejar un video, en el que se han recostruido los dramáticos efectos que la caida de un meteorito de gran tamaño podría generar en nuestro planeta, el cuerpo impacta en pleno océano Pacífico y genera un gran tsunami que no sólo afecta a la hidrosfera, sino a parte de la geosfera, generando una inmensa ola denominada Crash Tsunami.



Referencias:

Francisco Anguita Virella y Fernando Moreno Serrano. 1993. Procesos Geológicos Externos y Geología Ambiental. Editorial Rueda.

3 comentarios:

  1. el video está chulísimo, gracias por compartir toda esta información con nosotros, un besín!

    ResponderEliminar