4 de abril de 2011

Nuestra visita al Pleistoceno de Vallparadís

Valparadís, 2007
El mes de Julio de 2008, los componentes de Geosfera relizamos un viaje hasta tierras catalanas, concretamente a Tarrasa, para colaborar con las empresas Fossilia y Paleotheria en la excavación del yacimiento paleontológico de Vallparadís, descubierto durante las obras del Ferrocarril de la Generalitat de Catalunya.


Panorámica de las obras y situación del yacimimiento
Durante la quincena que estuvimos trabajando con ellos, no tuvimos la suerte de  realizar grandes hallazgos, los niveles más ricos ya habían sido excavados, pero el director de la excavación, Joan Madurell, nos obsequió en los primeros días con una visita sorprendente al antiguo tanatorio local. La verdad es que nadie podía imaginar que este edificio, dedicado a velar a los muertos antaño, fuera el lugar elegido para depositar parte de los 30.000 restos de grandes mamíferos y casi 1.000 restos de grandes plantas que se hallaron en el yacimiento. Todavía recordamos el ambiente casi fantasmagórico  que reinaba en el edificio, la distribución, iluminación  y estado de las estancias contribuían con una agobiante sensación de abandono, las salas con refrigeración estaban siendo usadas para conservar los grandes troncos fósiles que se habían recuperado, los fósiles magníficamente conservados de Panteras, Osos, Ciervos, Hipopótamos, o Hienas se amontonaban en cajas ya preparadas para su estudio, y un buen número de restauradores se afanaba por liberar de sedimento los últimos restos encontrados.

Restos de cráneo de jaguar (Panthera gombaszoegensis) encontrado en Vallparadís. Autor: Joan Madurell.ICP


Pues en este escenario Joan nos contó, con una narración que acentuó aún más el misterio reinante, como hace 900.000 años, una glaciación causó la extinción de muchos mamíferos que vivían en Europa en ese momento, y a la vez, la llegada de nuevas especies de procedencia africana, muchas de las cuales aún perduran. La extinción de los grandes depredadores, podría haber favorecido la supervivencia de las poblaciones de homínidos europeos, que desarrollaron a partir de entonces estrategias mucho más avanzadas para aprovechar tanto los recursos como el territorio. Estos yacimientos, datados entre hace 1,2 millones de años y hace 600.000 años, son especialmente interesantes porque permiten el estudio de uno de los cambios climáticos más importantes a escala global de los últimos millones de años conocido como Mid-Pleistocene Revolution.

Esqueleto de hiena gigante (Pachycrocuta brevirostris) encontrada en las excavaciones
de Vallparadís. Autor: Joan Madurell. ICP
El martes 22 de Marzo se presentaron, en la Biblioteca Central de Terrassa, los trabajos paleontológicos en la Riera de Vallparadís. Joan Madurell, investigador del ICP, hizo un repaso a los hallazgos y resultados científicos de esta investigación, que se inició en 1997. La síntesis de los casi 13 años de investigaciones en los yacimientos de la Riera de Vallparadís se recogen en un artículo publicado el pasado Diciembre en la prestigiosa revista Journal of Quaternary Science Reviews.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada