24 de febrero de 2011

Terremotos en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es uno de los países más activos sísmicamente, cada año suceden allí más de 10.000 seísmos, por lo que el desastre que ocurrió este pasado 23 de febrero no sorprende a los geólogos. Viendo la siguiente imagen, ¿imagináis por qué?

Posición de las placas tectónicas (imagen tomada del blog locosporlageologia)
Como se puede observar en el recuadro de la imagen, Nueva Zelanda se sitúa exactamente entre la placa Australiana y la placa del Pacífico. En este límite de placas es donde se concentra la inmensa mayoría de los terremotos que se producen en la Tierra. Ambas placas se desplazan en sentido contrario, y constituyen un borde convergente de placas, en el que coinciden dos cortezas de tipo oceánico, por lo que el proceso de subducción (introducción de una de las placas, la mas densa, bajo la otra)  es mucho más complejo que cuando entra en juego, en uno de los casos, corteza continental.

Al introducirse una placa bajo otra, además de los terremotos, la energía que se genera produce elevadas temperaturas, que llegan a fundir la roca, generando magmas que acaban saliendo a la superficie como lava a partir de edificios volcánicos. Por lo tanto, vulcanismo y terremotos suelen aparecer asociados a las mismas regiones del planeta.

Gráfico de Mariano Zafra, fuente elpais.com
En esta ocasión, la magnitud del terremeto de 6,3º en la escala de Richter, y la posición del epicentro, cercano a Christchurch, una de las mayores ciudades del país, unido a la escasa profundidad, el hipocentro se sitúa a tan solo 5 kilómetros, ha propiciado que sus efectos hayan sido más devastadores. La profundidad es importante, ya que en terremotos profundos la energía se va transmitiendo a las rocas en forma de deformación.

El pasado mes de septiembre ya se sintió un fuerte seísmo de 7,2º en la misma ciudad, causando decenas de heridos e importantes daños en infraestructuras. Desde entonces esta parte del país ha sufrido numerosos temblores, el último de los cuales ha causado casi un centenar de víctimas mortales.



20 de febrero de 2011

La Paleontología y Geología en el Parque Regional del Sureste

Hace una semana visitamos el centro de Educación Ambiental El Campillo, situado en Rivas-Vaciamadrid, dentro del Parque Regional del Sureste. La impresión que nos llevamos del centro fue muy buena, tanto por la amplitud , como por calidad de contenidos que se muestran.

Especialmente nos llamó la atención, la importancia que le han dado a los restos paleontológicos que han aparecido en el entorno del Parque y en otras regiones de la Comunidad de Madrid. Es impresionante observar la reconstrucción de una hembra de Elephas antiquus (Proboscídeo Cuaternario) acompañada de su cría, a tamaño real, así como poder disfrutar de réplicas de algunos de los fósiles característicos de las faunas miocenas madrileñas, como un cráneo de Alicornops (rinoceronte sin cuernos, de extremidades muy cortas) del yacimiento de Moraleja de Enmedio, una mandíbula con dientes de leche de Gomphotherium angustidens del yacimiento de Paracuellos V, o los apéndices craneales de Triceromeryx (pariente extinto de las jirafas actuales) aparecidos en el yacimiento de la Hidroeléctrica. Todo ello acompañado de estupendas reconstrucciones de Mauricio Antón que nos permiten asomarnos por un momento a las escenas que protagonizaban estos extintos animales.
Mandíbula juvenil de Gomphotherium angustidens
Cráneo de Alicornops simorrense

Allí mismo pudimos recoger algunos folletos de información general sobre las características del Parque, y en concreto, uno editado recientemente por la Dirección General del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid (diciembre de 2010). El contenido es muy diverso, fauna, flora, hidrología, paisaje, historia, y también la geología, pero en este punto la verdad es que llama la atención que el contenido queda muy por debajo de la calidad de los anteriores. Mostramos parte del texto:

"Se puede decir que la historia geológica del Valle tiene su comienzo hace 70 millones de años, en el Cretácico, con los movimientos orogénicos alpinos.
Diferentes sucesiones tectónicas del Terciario, en el Paleoceno y Mioceno, van conformando el actual Sistema Central y cuenca de Madrid.
Avanzando en época terciaria, todavía en el Mioceno, se va conformando un gran río con parecido curso al actual Jarama. Las grandes torrenteras de la sierra han empezado a alimentarlo y se inician en el Plioceno, importantes procesos erosivos, que ya en el Cuaternario comienzan a modelar el territorio. La erosión fluvial se encarga de formar las terrazas y llanuras de inundación hasta concluir en la topografía actual que podemos observar."

En primer lugar, creemos que se hace uso de terminología científica muy técnica, y que es difícil que un lector que no tenga formación geológica pueda saber que significa  "movimientos orogénicos" o "sucesiones tectónicas". Nosotros apoyamos el uso de esta terminología, ya que forma parte de la ciencia, pero debe apoyarse en explicaciones complementarias.

Por otro lado se dan cita algunos errores más graves, decir que la historia geológica del valle se remonta al Cretácico es incorrecto, siendo más bien la historia geológica de la cuenca de Madrid la que se remonta a este periodo.

Otro error grave es señalar que ya en el Mioceno empieza a conformarse un río con parecido al actual Jarama, cuando durante todo el Mioceno el sistema hídrico estaba conformado por un gran lago que ocupaba una gran extensión de la cuenca madrileña, y los aportes de agua provenían de la sierra por multitud de pequeños ríos entrelazados (Braided) en un contexto de abanicos aluviales.  Este lago ocupaba gran parte de la zona que hoy pertenece al Parque y al curso del actual Jarama (por ejemplo, en su paso por Rivas-Vaciamadrid), como lo demuestra las extensas formaciones de yeso que afloran en esta región, y sin embargo, aunque posteriormente si se citan en el texto estos sedimentos evaporíticos, nada se dice de su origen lacustre.
Vista Laguna del Campillo

En resumen...  No sabemos si es cuestión de deformación profesional y nos hemos vuelto demasiado picajosos, o realmente la Geología sigue siendo el patito feo de nuestra educación ambiental. ¿Qué opináis?

Por cierto, nada tiene que ver el antiguo lago Mioceno, con el actual lago formado por la acción del hombre debido a la extracción de áridos, y que podeis ver en la última foto.

14 de febrero de 2011

Curso de Paleontología y Educación: formación de educadores paleo-ambientales

El "Proyecto Somosaguas de Paleontología" ofrece de nuevo este año, un curso para la formación de formadores, dirigido a aquellas personas interesadas en el aprendizaje de nuevas técnicas educativas aplicadas a la divulgación de la Geología en general y la Paleontología en particular. El año pasado la iniciativa obtuvo tan buenos resultados que el equipo de Somosaguas no ha dudado en repetir el curso.


El curso va dirigido tanto a profesionales de la Educación Ambiental como a estudiantes o profesionales universitarios de cualquier disciplina. El único requisito necesario es asistir con ganas de aprender y aportar conocimiento.

En esta nueva propuesta se pretende dar un enfoque más general de los contenidos que, partiendo del marco de los yacimientos de Somosaguas, permita desarrollar diseños de actividades y elaborar estrategias de aprendizaje en un yacimiento paleontológico, considerando su contexto geológico, fauna fósil y resultados científicos más significativos. Estos contenidos se impartirán en dos módulos donde se tratarán aspectos que abarcan desde el concepto de fósil y el papel de la Paleontología en la Sociedad, hasta la metodología de la Educación No Formal y la construcción de acciones formativas.

Un aspecto que merece la pena resaltar es que la matrícula del curso incluye la inclusión en una bolsa de empleo y certificado de asistencia.

El curso se desarrolla en el marco de la iniciativa de Formación Abierta que promueve la Fundación Complutense. Toda la información y el proceso de inscripción lo podéis consultar en el siguiente enlace:


Inscripción on-line

El plazo de matrícula estará abierto durante las dos semanas previas al curso que empieza el 25 de Febrero, date prisa!!!

Fuente: Investigación GeoPaleoBiológica en Somosaguas

11 de febrero de 2011

Visita al Centro de Educación Ambiental " El Águila"

El fin de semana tuvimos la posibilidad de visitar el Centro de Educación Ambiental "El Águila", en Chapinería, y asisitir a dos conferencias: " El sabio Erizo" y "Reconocimiento de mamíferos de la ZEPA 56" (Zona de Especial Protección de Aves). Dos interesantes charlas para aprender a conservar, valorar y comprender el papel que tiene el erizo dentro de la ZEPA 56, y reconocer algunas especies de mamíferos, su comportamiento, constumbres e importancia dentro de nuestros ecosistemas.




Os animamos a participar en las actividades que tiene durante todo el invierno. Además la zona es ideal para hacer senderismo y observar aves. No os lo perdáis!!


Información del centro y actividades

7 de febrero de 2011

Crónica del taller de paleontología

El pasado viernes Geosfera llevo a cabo el taller de Paleontología: Origen y Evolución de la Vida, en el Instituto Antonio de Nebrija de Móstoles. Fue un placer trabajar con los alumnos porque en todo momento estuvieron muy atentos, participando e interesándose por la actividad, así como su profesora Pilar , que nos hizo sentir como en casa.

Desarrollamos varias actividades, en las que los alumnos, separados en grupos de 5 ó 6, iban rotando de unas a otras. A partir del material que les proporcionamos, debían responder a una serie de preguntas, y después obtener unas conclusiones. Los monitores atendimos sus dudas y comentarios.

La primera actividad trató sobre el tiempo geológico. Nos interesaba que los chicos y chicas supieran situar sobre una línea del tiempo, los principales acontecimientos que han tenido lugar a lo largo de la historia de la Tierra. Debían darse cuenta de la magnitud del tiempo geológico, y como durante casi 3000 millones de años, la Tierra estuvo habitada únicamente por bacterias y cianobacterias. Hasta que el enriquecimiento en oxígeno de la atmósfera posibilitó la aparición de formas de vida más complejas. Otro evento importante los situamos en la aparición de los homínidos,  justo al final de extremo que simbolizaba el presente.

Otra de las actividades estuvo relacionada con el reconocimiento de micromamíferos mediante lupa binocular. Explicamos a los alumnos la importancia, a pesar de su tamaño, de estos pequeños animales, ya que sufren cambios evolutivos rápidos en tiempos geológicos cortos, tienen una amplia distribución geográfica y son muy sensible a los cambios ambientales.Fueron capaces de distinguir un glírido (lirón) de un cricétido (hámster), un esciúrido (ardilla) de un lagomorfo (conejo), o un insectívoro de un reptil mediante la observación de sus dientes.

Con respecto a la macropaleontología pudieron comparar dientes fósiles de herbívoros (rinoceronte, mastodonte, antílope, caballo), carnívoros (perro-oso) y omnívoros (jabalí), y observar como la dieta de cada organismo condiciona la forma de sus dientes.
También trabajamos en este apartado con la evolución de los équidos, comprobando como su adaptación a un hábitat más abierto se refleja en la morfología de sus extremidades.

La observación de fósiles fue otra de las actividades que les propusimos. Debían discutir entre todos los ejemplares cuáles eran fósiles directos e indirectos y si su formación implicaba, o no, la muerte del animal.
Por último, le tocó el turno a la Paleontología Humana. Mediante la observación de réplicas de cráneos de homínidos, los alumnos infirieron los rasgos más importantes de la evolución humana, como el bipedismo o el aumento de la capacidad craneal, y el orden en el que estos carácteres aparecieron en nuestra línea evolutiva.

Gracias Pilar por confiar en nosotros y darnos esta maravillosa oportunidad!! Esperamos repetir con vosotros el próximo año!!

3 de febrero de 2011

Estrenamos taller de Paleontología: Origen y Evolución de los seres vivos ,en el instituto Antonio de Nebrija de Móstoles

Mañana, día 4 de Febrero, pondremos en marcha otro de los talleres que hemos elaborado, el de Paleontología: Origen y Evolución de los Seres Vivos. Con él pretendemos que los alumnos se interesen por esta maravillosa Ciencia de una forma didáctica, acercando a los alumnos varios conceptos e ideas sobre la evolución de la vida, desde sus comienzos hasta la aparición del hombre.
Esta propuesta trata de desarrollar actividades prácticas semidirigidas, propias del trabajo de un científico, en este caso un paleontólogo, enfocadas a la búsqueda de las claves de la evolución.

 
Ilustraremos los contenidos curiculares con la observación de ejemplares naturales en los talleres, y proporcionaremos materiales específicos para realizar las actividades. Una muestra de ello son las réplicas de dientes de macromamíferos que hemos elaborado.
¡ Aquí os dejamos un ejemplo!