15 de octubre de 2013

Magia y Lenguaje en la Prehistoria

En el fondo de la cueva, el Chamán del grupo preparaba las pinturas alumbrado por una lámpara de grasa de bisonte. Con pigmentos obtenidos de la naturaleza, de colores ocres, negros y amarillos, conseguía representar el mundo que rodeaba a su grupo.

En lo más recóndito de la estancia, se iban a representar imágenes de los animales más venerados...La leona y el rinoceronte lanudo. Otros animales representados eran la cierva y el mammut, a los que se les reservaba una zona intermedia de la cueva, mientras que la representación del uro (toro), caballo y bisonte se realizaba de forma frecuente en la entrada de la cueva. De esta forma, las cuevas usadas por nuestros antepasados pueden darnos información no solo de su entorno natural, sino también de las relaciones sociales que empezaron a fraguarse a la luz de las antorchas.

También se dibujaban en las paredes de las cuevas manos con distintas técnicas, como la de pintarse toda la palma y dejar la huella (mano en positivo) o utilizando dos huesitos huecos para soplar la mezcla de agua y pigmento sobre la mano, y así dibujar su contorno (mano en negativo).

Así, los pequeños asistentes al último taller de Geosfera, pudieron ponerse en el papel de los antiguos artistas, que tan espléndidos ejemplos de arte rupestre nos dejaron en las cuevas para nuestro deleite. Aprendimos los posibles significados para explicar el por qué del arte parietal, y la importancia de ciertos materiales naturales, para poder plasmar una concepción del mundo en los albores de nuestra especie.   Este taller ha sido diseñado y dirigido por nuestro colaborador y Arqueólogo, Genaro Ferrer Megía, y pronto lo realizaremos en centros educativos de Educación primaria.

Podéis ver qué bien lo pasamos en los talleres que realizamos el día 5 de Octubre en colaboración con Lillipeq Ocio en Familia y Espacio Pequeneques, pinchando aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada