4 de marzo de 2015

Reptiles mesozoicos en la Sierra de Madrid

Hace un par de semanas conocíamos que en el pequeño municipio de Pinilla del Valle, en la sierra madrileña, han sido hallados una decena de vértebras y dientes de Carentosaurus, reptil marino de dos metros de longitud que habitaba en mares poco profundos durante el Cretácico Superior. A pesar de que los restos se descubrieron en 2012, no ha sido hasta el pasado mes de Diciembre cuando se ha publicado el hallazgo en la revista especializada Cretaceous Research.
Dibujo de Daniel Hontecillas
La razón de la tardanza de la publicación de este hallazgo es la escasez de datos sobre la apariencia de esta especie, de la que sólo se han encontrado cuatro ejemplares en todo el mundo.

El exhaustivo estudio ha sido realizado por el paleontólogo Daniel Hontecillas, quien ha reconstruido su fisionomía.
En la Sierra de Madrid afloran localmente cinturones calizos de edad cretácica. Estos afloramientos suelen presentar una morfología en cuesta característica, que puede observarse claramente en Torrelaguna o Patones. La presencia de fósiles en estas calizas era conocida desde antiguo, como los casos bien documentados de arrecifes de rudistas e importantes yacimientos de flora continental cretácica, por lo que ya conocíamos que Madrid durante esta parte de la Era Mesozoica era un archipiélago rodeado de aguas poco profundas. Pero hasta el momento no se tenía constancia de fósiles de vertebrados, por lo que este hallazgo nos hace ver estos afloramientos con otros ojos, y preguntarnos si nuestra sierra no alberga más tesoros paleontológicos del Cretácico, como Dinosaurios.

Estas rocas de naturaleza calcárea han sido parcialmente disueltas por el agua y el anhídrido carbónico, generándose un sistema kárstico en su interior que ha hecho posible que alberguen yacimientos paleontológicos y arqueólógicos más modernos. De hecho, este sorprendente hallazgo no era el objetivo principal de la investigación llevada a cabo en este singular paraje de la sierra de Madrid, sino que se ha encontrado por casualidad. Lo que se pretendía realmente era conocer los animales que convivían  con los Neandertales en el Yacimiento Pleistoceno de Pinilla del Valle, por lo que se estaban investigando los rellenos de las cuevas kársticas, no las paredes y los techos que las conforman.


Nuestras felicitaciones a nuestro colega Daniel Hontecillas por este fantástico hallazgo y estudio.

-Hontecillas, D. Houssayeb, A. Laplana, C. Sevilla, P. Arsuaga, J.L. Pérez-González, A. Baquedano, E. Knoll, Fabien. 2015. Reworked marine pythonomorph (Reptilia, Squamata) remains in Late Pleistocene cave deposits in central Spain. Cretaceous Research. volume 54. 188-202

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada