28 de febrero de 2016

El amianto y sus fantasmas

Realmente el amianto no es un único mineral, sino que la palabra se utiliza para describir a diversos minerales fibrosos que son utilizados industrialmente. También es habitual escuchar la palabra asbestos, término que se refiere a la textura de fibras largas y flexibles que presentan algunos minerales.

Actualmente  se explotan siete minerales con estas características por su empleo en la industria. La mayor parte, alrededor de un 90% en el pasado y del 98% actualmente, corresponde a un mineral blanco denominado crisotilo, llamado también asbesto blanco, y pertenece al grupo de los filosilicatos, o silicatos laminares, denominados serpentinas. El resto de la producción mundial procede principalmente de dos minerales del grupo de los inosilicatos, o silicatos de cadenas, la crocidolita o asbesto azul y la amosita o asbesto pardo. La producción mundial de asbestos  es de 3.500.000.000 de toneladas, siendo Rusia, Canadá y Sudáfrica los principales productores a nivel mundial, e Italia y Grecia en Europa.
Aspecto del crisotilo en muestra de mano
El uso de estos minerales se basa en su naturaleza fibrosa y flexible, que permite hacer un fieltro y tejerlo en tela y otros géneros; además es incombustible y mal conductor del calor. Los usos son muy variados, empleándose desde la producción de tejidos, papel, plásticos, en aislamientos térmicos o acústicos, o como carga en resinas, papel, asfaltos, pinturas y recubrimientos, pero en términos volumétricos se emplea principalmente en la fabricación de cementos, que en forma de planchas onduladas se conocen  como uralita en el mercado español, nombre de una conocida marca comercial. Estas planchas onduladas se han utilizado habitualmente como  tejados.
Planchas onduladas de uralita.

La degradación de estos materiales desprende fibras de tamaño microscópico, muy ligeras y que quedan en suspensión en el aire durante largos periodos de tiempo. De forma natural esas fibras se encuentran en el aire en unos porcentajes muy bajos, debido a la erosión natural de rocas con minerales fibrosos, pero se calcula que cada persona puede  inhalar un millón de fibras anualmente. Obviamente esta exposición es mucho mayor en lugares de trabajo donde se manipulan estos materiales.  El reducido tamaño de estas fibras, que puede variar entre 0,1 a 10 µm, les permite llegar fácilmente hasta los pulmones, donde se alojan de manera permanente.
La presencia de estas fibras en los pulmones puede producir tres tipos de enfermedades pulmonares:
-     Asbestosis: se trata de una enfermedad pulmonar crónica producida por la inhalación de fibras de amianto que disminuye la absorción de oxígeno en los pulmones. Al penetrar las fibras en los pulmones, el organismo intenta disolverlas produciendo ácido, pero debido a la resistencia química que presentan no consiguen disolverlas e irrita el tejido circundante, empeorando incluso imposibilitando su funcionamiento. Esta enfermedad puede manifestarse 20 años después de la exposición.
-     Mesotelioma: tumor cancerígeno poco frecuente que afecta a la pleura y al peritoneo. Se suele producir en personas que han realizado  trabajos con amianto al menos 30 años antes, aunque en ocasiones se ha desarrollado en personas con exposiciones muy leves. La única causa conocida de esta dolencia es la exposición a ambientes con asbestos.
-     Cáncer de pulmón: El cáncer de pulmón es, al igual que las anteriores, una enfermedad con un período de latencia prolongado (15-30 años). Las manifestaciones clínicas del cáncer de pulmón incluyen la pérdida del apetito y de peso, el cansancio, el dolor torácico, la hemoptisis o expectoración de sangre y la dificultad respiratoria. El tabaquismo en un factor que influye, aproximadamente en un 50%, en los efectos de esta enfermedad y su incidencia.
Los estudios médicos sobre los riesgos de las diferentes formas de asbestos muestran que el asbesto azul, crocidolita presenta mayores riegos y son más patogénicas que el crisotilo o asbesto blanco, en ambientes ocupacionales. Estudios epidemiológicos realizados en trabajadores de minas de asbestos de Sudáfrica y Australia han demostrado una elevada incidencia del mesotelioma, a veces tras solo un año de exposición. Pero estos estudios se refieren a minas de asbestos anfibólicos, especialmente crocidolita.
En todos los trabajos realizados sobre el crisotilo o asbesto blanco, recordemos que el más utilizado en todo el mundo (más de un 95%), no se ha demostrado hasta ahora  una relación causa-efecto entre la inhalación del mineral y las enfermedades pulmonares. Se han estudiado poblaciones de mineros, carpinteros, químicos, fontaneros, constructores, instaladores de aire acondicionado y conductos de calefacción, o residentes en viviendas con aislamiento de asbestos que han estado expuestas toda una vida a un ambiente con crisotilo en suspensión, y no se ha apreciado ninguna variación estimable en la tasa de mortalidad debida a mesotelioma o cáncer de pulmón.
La diferencia entre los asbestos se debe a la forma de las fibras. Los asbestos azules y pardos son como finísimas agujas que pueden perforar fácilmente la pleura, mientras que las fibras de crisotilo son rizadas y se pueden expulsar con mayor facilidad que las agujas de amosita y crocidolita. Además las fibras de crisotilo se pueden descomponer en el pulmón en el plazo de un año, cosa que no ocurre con las de otros asbestos o con la fibra de vidrio, que ahora se emplea como substituto del crisotilo en el aislamiento térmico de las viviendas.
Aspecto de las fibras de los asbestos anfibólicos.
Aspecto de las fibras del asbesto blanco, crisotilo.

A día de hoy,  la utilización de asbestos se ha restringido incluso prohibido, salvo excepciones para las que no se conocen sustitutos, en Estados Unidos y la Unión Europea. Esta prohibición radical se ha basado en informaciones falsas y no demostradas científicamente, al menos en referencia al crisotilo o asbesto blanco. Además  esta prohibición ha supuesto desastrosas consecuencias económicas, y quién sabe si sanitarias en el futuro, ya que se están utilizando sustancias alternativas cuyos efectos no han sido comprobados exhaustivamente. En los últimos años,  los medios de comunicación han prestado mucha atención a los peligros sanitarios planteados por el amianto. Normalmente en estos informes no se hace ninguna distinción entre los distintos tipos de asbestos y, además, los peligros estimados en los lugares de trabajo se extrapolaban linealmente a lugares no profesionales.
El estudio epidemiológico más amplio realizado en España ha establecido que el riesgo de cáncer de pleura aumenta en España, pero resulta todavía muy bajo con respecto a Europa. Ha quedado muy claro que un 42% de las personas expuestas no llegan a desarrollar enfermedad alguna, y que un 38% que no han tenido exposición al amianto han contraído la enfermedad. Las muertes de cáncer en España de 1989 a 1995 fueron 1.067.689; las posiblemente relacionadas con el amianto fueron 3.097, es decir, el 0,29%. De estas muertes, solo es posible relacionar con el amianto unos 500 casos, lo que dejaría el porcentaje en un 0,046%, cifra muy inferior a la relación demostrada entre el cáncer y el tabaco, el alcohol, o la exposición al sol. Eso sí, aunque la cifra sea pequeña en relación con otras causas, es importante, si es posible, evitarlas.
El alarmismo, y la estigmatización de un mineral han llevado a nuestras sociedades a tomar medidas desproporcionadas. Actualmente ha quedado demostrado que la variedad crisotilo no es peligrosa para la salud, y todavía se elimina de los edificios de muchos países del mundo.  Sin embargo, seguimos utilizando en nuestra vida cotidiana productos, que sin generar esa alarma, producen un mayor porcentaje de trastornos y enfermedades graves.

Referencias bibliográficas:
- Abelson, P. H. 1990. The asbestos removal fiasco (editorial). Science, vol. 247, pág 1017.
- Kleint, C. & Hurlbut, J. R. 1998. Manual de Mineralogía, basado en la obra de J. D. Dana. Editorial Reverté S.A. 4ª Edición. 679 págs.
- López-Abente, et al. 2007. Atlas municipal de mortalidad por cáncer en España, 1989-1998, Madrid, Instituto de Salud Carlos III.
- Mossman, B. T. Bignon, J. Corn, M. Seaton, A. & Gee, J. B. L. 1990. Asbestos: Scientific developments and implications for public policy. Science, vol. 247, págs. 294-301.
- Mossman, B. T. & Gee, J. B. L. 1989. Asbestos-related diseases. New England Journal of Medicine, vol. 320, págs. 1721-1729.
- Regueiro, M. 2013. Minerales en la vida cotidiana. Instituto Geológico y Minero de España. 126 págs.
- Ross, M. 1981. The geologic occurences and health hazards of amphiboles and serpentine asbestos, in Amphibles. Reviews in Mineralogy, vol. 9A, págs. 279-325.
- Ross, M. 1984. Informe sobre las enfermedades relacionadas con el asbesto en minas e industrias, factorías y comunidades mineras, útil para predecir riesgos sanitarios en exposiciones no profesionales a minerales fibrosos. American Society for Testing and Material, Publicación especial nº 834, págs. 51-104.



12 de febrero de 2016

Un lugar para la humanidad en la Naturaleza

Este año no hemos tenido mucho tiempo de escribir en el blog, desgraciadamente (o afortunadamente según se mire) nuestras obligaciones laborales nos tienen ocupados durante la inmensa parte de nuestro tiempo. Sin embargo queríamos escribir sobre un detalle que nos está llamando la atención en nuestras actividades educativas. Desde hace 4 años decidimos explorar un tortuoso camino dentro del ámbito educativo, el de la divulgación científica en Educación infantil. La sociedad tiene la falsa idea de que los primeros niveles educativos (3, 4 y 5 años), son los menos importantes de la etapa educativa, el uso de metodologías que se acercan al concepto de juego tiende a afianzar esta falacia. Las edades tempranas son fundamentales en el desarrollo de actitudes y aptitudes que condicionaran aspectos importantes de nuestra personalidad futura. Por este motivo el trabajo con estos colectivos merece todo el esfuerzo, dedicación y atención posibles.

Nos parece muy significativa la resistencia omnipresente que encontramos en estas edades a considerar que los seres humanos somos animales. Ante tal insistencia solemos realizar preguntar del estilo… ¿Qué tipo de ser vivo somos? Y la respuesta varía muy poco de las siguientes opciones, humanos, niños, hombres... ¿A qué se debe este prejuicio? Desde luego responder a esta cuestión requiere un estudio exhaustivo de los planes de estudio, y del ámbito sociocultural en el que nuestros alumnos se desarrollan, de momento no podemos aspirar a tanto. Pero es inevitable pensar que esta actitud es un reflejo de la desafección, cada vez mayor, que una parte importante de la sociedad impone respecto a la Naturaleza.

Carl Von Linné (Linneo).
El naturalista sueco Carl Von Linné (1707-1778), Linneo, ideó el sistema de clasificación de los seres vivos sentando las bases de la taxonomía (1731). Un sistema que permanece vigente y con buena salud a pesar de los cambios paradigmáticos que ha sufrido la biología desde el siglo XVIII.

Linneo nos clasificó como Homo sapiens junto a los primates, sin reconocer signos orgánicos que nos otorgara un lugar privilegiado, a excepción del habla. Este orden se incluye dentro de la clase Mammalia (mamíferos), que a su vez se incluye en el filo Chordata y finalmente en el reino Animalia. Somos animales, tanto como las ratas, los gusanos o las ballenas azules ¿Qué otra cosa podemos ser? nacemos como animales, crecemos como animales, nos reproducimos como animales y morimos como tales. Linneo nos mostró que los humanos podemos ser clasificados dentro de la naturaleza, exactamente de la misma forma que cualquier otro ser vivo. Es obvio que somos un animal especial por nuestra capacidad de autoconciencia, pero otros seres vivos presentan capacidades igualmente especiales, hay árboles capaces de vivir milenios, bacterias que soportan temperaturas superiores a los 100 ºC, o artrópodos que sobreviven con altas dosis de radiación.

Tomo I de Systema Naturae de Linneo.
El problema es que sentirnos al margen, o mejor dicho por encima, de la Naturaleza, nos ha otorgado pretensiones de explotación y dominación, que nos conducen inexorablemente al deterioro del entorno natural, y por lo tanto de nuestro propio entorno. En el camino perderemos especies, paisajes, hábitats, pero al final nos perderemos a nosotros mismos. La vida y la Tierra se repondrán, tienen toda la profundidad del tiempo geológico para lograrlo, pero puede que para nosotros sea demasiado tarde. Ante esta visión del mundo deberíamos empeñarnos en emplear este inmenso logro de la Naturaleza, que es nuestro cerebro, en conocernos a nosotros mismo, a nuestro entorno, ver con claridad nuestra huella en el suelo que pisamos y reconducir nuestras conductas para asegurar nuestro futuro como animales en este planeta, incluso en otros.

Linneo tuvo el valor de abogar por el cuidado de la naturaleza, aún sumido en una sociedad teocrática que elevaba al hombre a la imagen de Dios, relegando al resto de seres vivos a su dominio y disfrute. La observación detallada de la naturaleza comenzaba a revelar otro orden natural, en la que la humanidad era una más de las criaturas de “Dios”:

«Uno no debería descargar su ira sobre los animales, la teología decreta que el hombre tiene alma y que los animales son meros autómatas mecánicos, pero creo que sería mejor enseñar que los animales tienen alma y que la diferencia está en la nobleza».


EL Jardín del Edén. Pintura de Jan Brueghel I. Museo Thyssen-Bornemisza.
Así que no nos cansaremos de gritar en nuestros talleres que SI, SOMOS ANIMALES, LOS HUMANOS SOMOS ANIMALES!!!


7 de julio de 2015

Jornadas de Puertas Abiertas. Yacimiento Paleontológico del Cerro los Batallones

Uno de los yacimientos paleontológicos más espectaculares de nuestra geografía abre sus puertas los días 25 y 26 de Julio. Una explotación de sepiolita comenzó a desvelarnos en 1991 una de las mayores concentraciones de yacimientos del Neógeno europeo y mundial. Desde entonces las sorpresas no han cesado, una abundancia extraordinaria de fósiles, excelente estado de conservación, esqueletos completos y en conexión anatómica, o una abundancia inusual de carnívoros, han hecho pensar a los investigadores en la existencia de un sistema de trampas naturales, en las que caían los numerosos vertebrados que habitaban esta zona durante el Vallesiense superior.

Hace 9-10 millones de años coexistían varias especies de dientes de sable, acompañados por otros numerosos carnívoros como hienas, osos, pandas, mofetas o amphicyónidos, constituyendo la mejor colección de este grupo en España y, posiblemente una de las mejores a nivel mundial. Junto a ellos, y proporcionándoles alimento, se encontraban diversos ungulados (mastodontes, rinocerontes, caballos, rumiantes, etc...) y micromamíferos (ratones, hámsters, lirones, ardillas terrestres, castores, pikas, erizos y musarañas).

Desde el año 2000 las excavaciones, que se realizan todos los veranos en el Cerro de los Batallones, son llevadas a cabo bajo la dirección de Jorge Morales,  y por un equipo multidisciplinar de más de 30 investigadores, procedentes tanto del Museo Nacional de Ciencias Naturales (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) como de diferentes universidades españolas (Complutense y Autónoma de Madrid, Zaragoza, Valencia y Salamanca), acompañados, en ocasiones, por investigadores de otras instituciones europeas (universidades de Utrecht, Liverpool y Poitiers y Museo de Historia Natural de Leiden). A todos ellos se unen cada año cerca de una cincuentena de estudiantes de Geología y Biología de la Universidad Complutense de Madrid y de la de Alcalá de Henares.

Jorge Morales en el Yacimiento
Como ya ocurrió con el yacimiento Paleontológico de Somosaguas, estas jornadas de puertas abiertas se enmarcan dentro del programa de visitas a yacimientos y centros de trabajo, que han organizado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, las Universidades Autónoma y Complutense de Madrid y el Ayto. de Hoyo de Manzanares, y en el que Geosfera participó diseñando y monitorizando la visita al yacimiento Paleontológico de Somosaguas. Para asistir al yacimiento es necesario inscribirse. Podéis encontrar más información en Jornadas de Puertas Abiertas 2015.

23 de junio de 2015

Testing Biodiversidad Virtual Laguna del Campillo, Rivas-Vaciamadrid, y Testing Solsticio de verano en Pinilla del Valle

El pasado 25 de Abril tuvimos la oportunidad de compartir otro testing con nuestos amigos de Biodiversidad Virtual, esta vez en el municipio de Rivas-Vaciamadrid. Hicimos un recorrido circular, que comenzó en los cortados de yeso que flanquean la Laguna del Campillo, para terminar en el centro de Interpretación. Esta vez no solo aprendimos sobre fauna, flora, geología...si no que, gracias a
Silvia, reconocimos una serie de nubes en el horizonte. Éstas, al igual que una planta o un animal, se nombran con un género y una especie, curioso, ¿verdad?

Stratocumulus stratiformis
Epilachna argus













Además, para tomar una fotografía de estas nubes es imprencindible que aparezca una referencia, es decir, un árbol, un edificio, etc., porque de esta manera las podremos clasificar en nubes bajas, medias y altas. Así, visualizamos un Cumulus fractus o  un Stratocumulus stratiformis.
Entre la fauna pudimos observar a uno de los pocos coccinelidos fitófagos, una mariquita denominada Epilachna argus, y también un meloideo o aceitera.
Otra singularidad que pudimos observar en la Laguna del Campillo fueron las larvas y agallas de Symphyta.
Larvas y agallas de Symphyta
El próximo fin de semana, los días 27 y 28 de Junio os animaos a participar en otros estupendos testing por la Sierra de Guadarrama:

- Sábado 27 de Junio: III Testing Bv Solsticio de Verano
El punto de encuentro será en el pueblo de Alameda del Valle a las 09.30h, en la puerta del restaurante El Colorao. El recorrido que se realizará se describe a continuación:




Sábado 27 Junio
Actividades en el entorno del Valle de Lozoya
1
 
10:00-11:00
Inicio en el Puente del Congosto. Introducción sobre el Valle del río Lozoya, historia geológica, valle estructural de origen tectónico, Modelado fluvial, fisionomía del valle como fondo de saco y lugar privilegiado para neandertales. X: 436110; Y: 4533067; Z: 1060
11:00-11:30
Desplazamiento hacia Pinilla del Valle.
2
 
11:30-13:00
Visita al entorno de los yacimientos pleistocenos de Pinilla del Valle. Contexto sedimentario de calizas y dolomías. Karstificación. Vegetación y fauna asociada a suelos básicos (calizas y dolomías).
X: 431988; Y: 4530787; Z: 1100
3
 
13:00-14:00
Reconocimiento de un cabalgamiento. Contacto mecánico entre los sedimentos mesozoicos y el borde del valle de Lozoya formado por ortogneises glandulares. Vegetación y fauna asociada a suelos ácidos.
X: 431791; Y: 4529905; Z: 1200
14:00-14:30
Desplazamiento hacia Alameda del Valle y Comida



- Domingo 28 de Junio: I Testing del Observatorio Ciudadano para la Biodiversidad en Miraflores
El punto de encuentro será en aparcamiento de la Fuente del Cura a las 09.00h.





8 de junio de 2015

Boletín Digital Geosfera Junio 2015

Este mes celebramos el fin del curso escolar con la Fiesta de la Educación Pública en Rivas-Vaciamadrid.

Y con motivo del estreno de la esperada película Jurassic World, taller en familia en colaboración con Lillipeq Ocio en Familia

Una buena opción para los pequeños de la casa este verano, son los campamentos del Museo Geominero, y el Museo de Ciencias Naturales.





2 de junio de 2015

Ganadores de la I Edición del Concurso "Pinta tu réplica fósil de Somosaguas"




El Jurado, compuesto por la dirección científica del yacimiento paleontológico de Somosaguas, y del equipo educativo de Geosfera, concede los premios de la I Edición del concurso "Pinta tu réplica fósil de Somosaguas", a:

Réplica más realista, Bruno Menéndez
- Bruno Menéndez Osuna, de 8 años. En la categoría Premio a la Réplica más realista. Por su obra "Quijada de Heteroprox recién extraída" en la que comentaba que podía observarse la encía fesca y detalle de sarro en varias de las coronas.









Réplica más original, Iván del Peso
- Iván del Peso. En la categoría Premio a la Réplica más Original a la que verosimil. Por su obra "Muela de Prosantorhinus"










- Camilo Gómez. En la categoría Premio a la Réplica más divertida. 
Por su obra que hemos titulado "Pestañitas
Réplica más divertida, Camilo Gómez


Para recoger el premio, compuesto por una réplica de escayola de un molar de Gomphotherium y un diploma acreditativo, deben dirigirse el día 8 de Junio, en horario de mañana de 11:30-13:30 o de tarde de 15:00-18:00, al Departamento de Paleontología (2ª planta) de la facultad de Geología de la Universidad Complutense de Madrid, en la calle José Antonio Novais nº 12 de Madrid, y preguntar por Omid Fesharaki.

Queremos agradecer a todos los participantes que hayan decorado su réplica con tanto entusiasmo, y por ello no queríamos dejar de publicar sus creaciones para que puedan ser admiradas.


Obra de Luna Menéndez
Paleontólog@: Luna Menéndez Osuna, de 5 años.
Obra: "Un rinocerox muy original".
Comentario: Pertenecía al estrato flower power del Mesozoico.










Obra de Iván Sánchez

Paleontólog@: Iván Sánchez, de 7 años.
Obra: "Dientes Amarillos".
Comentario: Dientes amarillos porque no se los limpia ¡Y encima le han salido caries!







Obra de Iris Hermosilla

Paleontólog@: Iris Hermosilla.
Obra: "El fósil de colores".
Comentario: Yo estaba en mi jardín, al lado del pruno y vi algo de colores a su lado. Lo cogí y lo limpié con un cepillito. Vi que era un fósil de colores. Lo investigué y vi que no salía en ningún sitio,
así que le puse nombre: el diente azul y verde, y se lo envié a Somosaguas. Me dijeron que era nuevo
y que era un diente de caballo, así que es un fósil descubierto por mí.




Obra de Bruno Hermosilla

Paleontólog@: Bruno Hermosilla, 6 años.
Obra: "El fósil famoso".
Comentario: Érase una vez un animal muy famoso que se murió y el agua lo arrastró hasta Madrid.















Obra de Ángel Hermosilla
Paleontólog@: Ángel Hermosilla, 4 años.
Obra: "Un astrágalo en la espalda".
Comentario: Había una vez un tigre que tenía esta espalda, pintada de colores. Iba por el campo así, y muchos animales se la veían, y estaba muy triste. Vino un mago y se la limpió y ya estaba como un tigre nuevo.



















Obra de Noel Gómez
Paleontólog@: Noel Gómez.
Obra: "Ojitos de Prosantorhinus".

















Obra de Claudia García
Paleontólog@: Claudia García.
Obra: "Maxilarcoiris".







 Obra de Leo Badenas
Paleontólog@: Leo Badenas.
Obra: "Fósil bonito".











Obra de Marcos Lázaro
Paleontólog@: Marcos Lázaro.
Obra: "Amphicyon collage".
Comentario: Lo he decorado con 
óleo y arenas.









Muchas gracias a todos y os invitamos a seguir de cerca el Proyecto paleontológico de Somosaguas.