25 de octubre de 2011

El Hierro y el origen de las Islas Canarias

El Hierro. GRAFCAN SA.
Ya son varias semanas las que llevamos pendientes de la isla canaria de El Hierro. La atención de los geólogos esta bien merecida, ya que desde 1971 no se producía una erupción volcánica en el archipiélago, cuando se originó el volcán Teneguía en la isla de La Palma. Por lo tanto, este episodio magmático es el primero que muchos geólogos tenemos la oportunidad de presenciar. Afortunadamente la erupción no se ha producido en territorio poblado, aunque los habitantes del pueblo pesquero de La Restinga, fueron evacuados el pasado 11 de Octubre, ante la inminente erupción que iba a producirse en la zona. Por suerte la erupción ha ocurrido a 5 Km de la costa Sur, y a más de 1.000 metros de profundidad. Los expertos llevaban pendientes de la zona desde el mes de Julio, cuando el registro de pequeños seísmos, y pequeñas variaciones en la topografía de la Isla hicieron temer una erupción inminente.

Un evento de este tipo, es siempre un oportunidad única para conocer la naturaleza geológica del vulcanismo de Canarias, porque por extraño que pueda parecer, el origen de estas islas sigue debatiéndose hoy día. Existen dos modelos generales, el primero considera al archipiélago como un punto caliente oceánico, mientras que el segundo considera que la tectónica juega un papel relevante en la distribución espacial y temporal de la actividad volcánica (Hernán, 2004).

El modelo del Punto Caliente

Wilson y Morgan, en la década de los 70, interpretaban su origen como la traza lineal dejada por una pluma enraizada en el manto bajo la placa Africana (como Hawai en el Océano Pacífico) (Hernán, 2004). El movimiento de la placa Africana hacía el este debería dejar las Islas más jóvenes hacía el oeste, pero Anguita y Hernán (1975) ponían en duda el modelo, por la existencia de vulcanismo reciente en ambos extremos del archipiélago.
Hoernle y Schmincke, 1993.
Más tarde, Hoernle y Schmincke (1993) propusieron un modelo de punto caliente, único para las Islas Canarias, inclinado hacía el este, lo que ampliaría el área de actividad incluyendo a todo el archipiélago, explicando así la actividad simultánea en ambos extremos. El ascenso de magma sería intermitente, en forma de burbujas, y cada ciclo eruptivo se iniciaría solo cuando una de estas burbujas llegara a la base de la litosfera.

Oyarzún et al. 1997.
En 1997, Oyarzun y colaboradores, basándose en la detección mediante tomografía sísmica de una gran lámina térmica sublitosférica, que abarca además parte del noroeste de África y parte occidental de Europa, proponen una megapluma (punto caliente) en forma de bisagra, iniciada en el Triásico-Jurásico, cuando África, Sudamérica y Norteamérica aún se encontraban unidos.

Por último, Carracedo y colaboradores en 1998 y 2001, retoman el modelo clásico de punto caliente, señalando que las diferencias con la cadena tipo Hawaiana se deben solamente a la velocidad más lenta de la placa africana.

El modelo Tectónico

Otros autores, mientras tanto, se centraban en estudiar criterios estructurales. Éstos, se ponen de manifiesto en la región, a raíz de grandes fracturas o zonas de debilidad. Por ejemplo, las alineaciones de Islas y volcanes, o las direcciones dominantes de los diques, coinciden con las alineaciones estructurales documentadas en el suelo oceánico de la región o con las presentes en la zona del Atlas, en África. Destacan tres modelos, denominados tectónicos, conocidos como “fractura propagante”, “ascenso de bloques” y el modelo “unificador” (Hernán, 2004).

Anguita y Hernán, 1975.
En el primero de ellos (Anguita y Henán, 1975) se propone la existencia de una megafractura de desgarre que conecta las Islas Canarias y la región del Atlas, como prolongación de la falla transcurrente del Sur del Atlas, extendiéndose en diferentes pulsos hacia el océano. De esta forma se relacionaba la tectónica del Atlas y el vulcanismo canario de modo que a cada impulso orogénico (procesos compresivos generadores de cadenas montañosas) registrado en el Atlas sucede un ciclo de gran actividad volcánica en Canarias. Uno de los problemas de este modelo es que no se han detectado fallas submarinas entre las dos zonas supuestamente relacionadas, tampoco explica la existencia de raíces profundas de vulcanismo hoy expuestas a cientos de metros por encima del nivel del mar.

Araña y ortiz, 1991.
El último argumento expuesto, llevó a Araña y Ortiz (1991) a suponer que la tectónica compresiva habría sido la causa del magmatismo y del ascenso de bloques, consecuencia del choque del sector occidental de la Placa Africana con la Europea, dando así lugar al modelo de “ascenso de bloques”.

Anguita y Hernán, 2000.
Finalmente, el denominado modelo “unificador” de Anguita y Hernán (2000), integra los aspectos más positivos de los modelos precedentes. Interpretan que la anomalía térmica sublitosférica en forma de capa presente bajo las Islas Canarias, el Atlas y la zona occidental de Europa, representa el residuo de una antigua pluma, originada en la apertura del Atlántico en el Triásico, y actualmente en fase terminal por estar agotándose su foco de alimentación. Por lo tanto se reconoce un origen como punto caliente, que al no encontrarse enraizado actualmente en el manto, no conserva los rasgos geofísicos ni geoquímicos propios de las plumas actuales. Del modelo de “fractura propagante” toma la idea de que los magmas son drenados cuando se produce distensión, en alternancia con los periodos compresivos del Atlas. La evidente elevación de las islas se explica mediante una tectónica en flor en un régimen transpresivo que, probablemente, es el tipo de tectónica que dio lugar a la elevación de la cordillera del Atlas (Hernán, 2004).

Referencias:

- Anguita y Hernán. 1975. A propagating fracture model versus a hot spot origin for the Canary Islands. Earth and Planetary Science Letters, 27(1), 11-19.
- Anguita, F. y Hernán, F. 2000. The Canary Island origin: a unifying model. Jour. Volcanol. Geotherm. Res., 13: 1-26.
- Araña, V. y Ortiz, R. 1991. The Canary Islands: Tectonic, magmatism and geodynamic framework. En: Magmmatism in Extensional Structural Settings-the Phanerozoic  African Plate (A.B. Kampuzu y R.T. Lubala, Eds), Springer, New York, 209-249.
- Carracedo, J.C. Day, S. Giullou, H. Rodríguez-Badiola, E. Canas, J.A. y Pérez, F.J. 1998. Hotspot volcanism close to passive continental margin. Geol. Mag., 135: 591-604.
- Carracedo, J.C. Rodríguez-Badiola, E.  Giullou, H. De la Nuez, J. y Pérez Torrado, F.J. 2001. Geology and volcanology  of La Palma and El Hierro, Western Canaries. Estudios Geol., 57: 175-273.
- Hernán, F. 2004. Origen del archipiélago Canario. En: Geología de España (J.A. Vera, Ed) SGE-IGME, Madrid, 667-671.
- Hoernle, K.A. y Schmincke, H.U. 1993. The role of Partial Melting in the 15-Ma Geochemical Evolution of Gran Canaria: A Blob Model for the Canay Hotspot. Jour. Petrol., 34: 599-626.
- Oyarzun, R. Doblas, M. López Ruiz, J. y Cebriá, J.M. 1997. Opening of the central Atlantic and assimmetryc mantle upwelling phenomena: implications for long-live magmatism in western North Afric and Europe. Geology, 25: 727-730.

18 de octubre de 2011

Un vehículo con Historia (casi geológica)

Este mes de Octubre cumple años uno de los vehículos con más solera de Geosfera, 31 castañas!!! Se trata de nuestro querido R6, todo un clásico que nos ha acompañado en multitud de prospecciones, seguimientos y excavaciones. Ha transitado por barrizales en las obras de ampliación del Aeropuerto de Barajas, ha visto la construcción de la M-30, y ha transportado multitud de muestras paleontológicas que han permitido descubrir nuevos yacimientos de microvertebrados.


Desde el blog queremos reconocerle todo el servicio que nos ha dado, y el que esperamos siga dando en el futuro. Una de las iniciativas que estamos pensando, para revitalizar su espíritu, es vestirle con ropa de empresa ¿Qué os parece el posible resultado?

10 de octubre de 2011

La paleontología española se prepara para rendir homenaje a Nieves

Este post, publicado el viernes en el blog de investigación de Somosaguas http://investigacionensomosaguas.blogspot.com/, anuncia la iniciativa de la Sociedad Española de Paleontología para homenajear a Nieves López Martínez.

Reproducimos, a continuación, el post y los enlaces para ampliar toda la información:

Aquello que nos faltó decirte...

Este es el título del workshop en homenaje a Nieves que ayer fue anunciado en la última Asamblea General de la Sociedad Española de Paleontología, tal y como nos podemos informar en "Noticias de PMMV", donde aparece el comunicado en su totalidad.

La idea es realizar una reunión de viejos amigos que pongan en común todos aquellos proyectos e ideas que en algún momento se discutieron con Nieves y que, tras su fallecimiento, han podido quedar en cierta manera relegados por falta del empuje que ella siempre supo aportar en todo trabajo.

La cita será en la sierra madrileña, el fin de semana del 2-4 de Marzo de 2012, y para que la convocatoria pueda alcanzar hasta a los más remotos de los colaboradores de Nieves los organizadores piden la colaboración de todos en la difusión de este evento. Esto, que en circunstancias normales podría parecer innecesario, es vital en el caso de un homenaje a Nieves, que cultivó tantos ámbitos científicos y socioculturales diferentes. Todos los que la conocimos bien sabemos que no tenemos una idea completa de todas las actividades en las que estaba implicada. Por ello la difusión por medio de una estructura de contagio vírico de la información resulta especialmente relevante en esta ocasión.

Así que no dejes de ser un eslabón importante en este proceso de transmisión de la información... ¡Pásalo!

5 de octubre de 2011

Geólogos Indignados

En la editorial del último número de la revista Tierra y Tecnología (Nº39), editada por el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG), se dan tres casos claros que demuestran, tristemente, como la Geología sigue siendo una profesión ignorada por autoridades, instituciones y otros profesionales.

A continuación reproducimos los tres casos según se publican en dicha revista:

"Ayuntamientos de Tres Cantos y Guadalajara. El primero convoca, a finales del año 2010, una plaza de técnico de Medio Ambiente y entre las titulaciones exigidas hay varias como, lógicamente, titulado en Medio Ambiente, pero no está la de geólogo. Ya saben, los geólogos no tenemos nada que ver con el medio ambiente. El ICOG recurre la convocatoria y escucha de un funcionario, por supuesto antes de la sentencia, que “los licenciados en Medio Ambiente y en Geología son los mismos”. Los geólogos fuimos a los tribunales y, como era de esperar, nos dieron la razón, en julio de 2011, diciendo que: “los geólogos poseen conocimientos, técnica y capacidad en materia medioambiental. Tal capacidad habilita a los geólogos para tomar parte en los procesos selectivos de técnicos de medio ambiente”. El juzgado señala que: “la exclusión de los geólogos supone una vulneración de los principios constitucionales de igualdad y de capacidad que deben regir en el acceso a la función pública”. Al final, el juzgado ha obligado al Ayuntamiento a dictar un nuevo Decreto que permita la participación de los licenciados en Ciencias Geológicas. Pero... ¿para una cosa tan elemental, que es de cultura general, hay que recurrir a los tribunales?En esa línea, para una plaza similar convocada por el ayuntamiento de Guadalajara, previa presentación de un recurso administrativo por el ICOG, este ayuntamiento ha vuelto a convocar la plaza en el Boletín Oficial autonómico admitiendo que los geólogos pueden presentarse a una plaza de técnico de Medio Ambiente."

"El segundo caso se sitúa en el párrafo tercero del preámbulo del borrador del Plan Estratégico del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, presentado en 2011, donde se incluía el concepto de geodiversidad dentro del de biodiversidad. Y todo, después de que el ICOG logró que se incluyera, con muchos esfuerzos, el concepto de geodiversidad en la ley del mismo título promulgada en 2007. A pesar de ello, dicen que la geodiversidad se puede considerar incluida en la biodiversidad. El Colegio, al que le pareció sorprendente tal decisión, alegó que ambos conceptos, aunque relacionados, tienen su propio significado, tanto desde el punto de vista técnico, como del estrictamente científico, no pudiéndose utilizar uno en sustitución del otro. Al final, con buen criterio, el Ministerio de Medio Ambiente rectificó y separó ambos conceptos. Fue una decisión muy acertada. y esperemos, perdurable."

"Por último, todos recuerdan el grave terremoto de Lorca del pasado 11 de mayo y el debate que se desató con motivo de los graves daños ocasionados. Los geólogos nos posicionamos en el lado de la prevención diciendo, entre otras cosas, que era inaudito que no se tuviera un plan de ordenación territorial que previniera este tipo de riesgos. También salió a la luz la necesidad de revisar la Norma Sismorresistente, para cuya labor de redacción se ofreció generosamente el ICOG. Nuestras declaraciones bien intencionadas, sin herir a nadie, las recogieron repetidamente los medios de comunicación. ¡Madre mía, la que se lió! El Colegio de Arquitectos de Murcia, en unas jornadas sobre el terremoto que celebró a comienzos del mes de junio, manifestó que “¿dónde estaban los geólogos hace 20 o 30 años cuando se creó y modificó la normativa relacionada con la seguridad de los edificios en los terremotos? Si tenían tanta idea brillante por qué no la expusieron en su momento". En aquella época, claro que había un representante del IGME en la Comisión de la Norma Sismorresistente, era un ingeniero de minas. El problema no es que fuera ingeniero, sino que lleva fallecido siete años y su puesto en la Comisión no se ha renovado."

¿Qué os parecen los casos expuestos por el ICOG?

Todos los esfuerzos que hagamos por divulgar nuestra profesión son necesarios. Es capital que todos los Geólogos nos apliquemos en esta tarea, tanto con las generaciones actuales como con las futuras. Esperamos que, dentro de algunos años, estos casos de ignorancia queden como anécdotas del pasado.