30 de enero de 2012

Nuestro taller de Paleontología evoluciona

Uno de los principales objetivos de nuestro taller de Paleontología es seguir la historia de nuestra propia especie. Para ello contamos con la ayuda de cuatro singulares protagonistas y sus peculiares herramientas:

Cráneo de Australopithecus afarensis
Australopithecus afarensis

La primera de ellas se llama "Lucy", así es como fue bautizada por Donald Johanson en el momento de su descubrimiento. Fue hallada en la región de Hadar, Etiopía, vivió hace más de 3 millones de años (Plioceno), y constituye uno de los hallazgos más importantes de la paleoantropología. La forma de su cráneo es muy similar a la de los actuales chimpancés, con un cerebro en torno a los 450 cc, pero tiene algunos rasgos que la sitúan mucho más cerca de nuestra línea evolutiva. En primer lugar, los caninos de los Australopithecus son mucho más reducidos que en los chimpancés. Por otro lado, el grosor del esmalte de sus dientes es mayor, lo que nos permite interpretar una alimentación más generalista. Pero lo que más llama la atención es su "foramen magnum", es decir, el orificio donde el cráneo conecta con la columna vertebral, que se dirige hacia abajo verticalmente, lo que quiere decir que Lucy era bípeda.

Industría lítica Modo 1
Hoy sabemos que la diversidad de los Australopithecus fue muy grande, ya que se han descrito hasta siete especies diferentes, con un rango de edad entre los 4 y 2,5 millones de años. Es muy posible que estos homínidos usaran herramientas con sus manos, ya que habían sido liberadas de la función locomotora. Probablemente utilizaban piedras para romper cáscaras de frutos duros, e incluso romper huesos para acceder al nutritivo tuétano. Pero también encontraron la forma de generar filos con los que, seguramente, podrían cortar la piel y músculos de los animales que cazaran, o más probablemente carroñearan. Este tipo de industria conocida como Modo 1 u "Oldubayense" les ayudó a paliar la ausencia de grandes caninos.

Los Australopithecus evolucionaron en dos sentidos:
Parantropus boisei


Parantrophus boisei

Por un lado, evolucionaron hacia los conocidos como Parantropos. Estos homínidos vivieron entre hace 2,5 y 1 millón de años, y se especializaron  en comer alimentos duros (semillas, hierba, frutos duros, etc...), lo que se refleja en el gran tamaño de sus premolares y molares, y en un aparato masticador muy potente, que puede verse en el gran tamaño de los huesos de la cara (malar, maxilar y arco cigomático), y en la presencia de una cresta sagital en lo alto del cráneo, como respuesta a una potente musculatura. Contamos con la réplica de un cráneo hallado en la garganta de Olduvai, en el Serengueti (Tanzania).


Homo Ergaster

Cráneo del "Niño de Turkana"
Por otro lado, los Australopithecus evolucionaron hacia el género Homo (Pleistoceno inferior), es decir nuestra estirpe. Primero como Homo habilis, un pequeño homínido no más grande que sus antecesores, pero con un cerebro algo mayor, y una mayor capacidad de realizar herramientas de piedra (de hay su nombre), y posteriormente a Homo ergaster. En esta especie encontramos a un homínido de aspecto ya plenamente reconocible, con un cerebro mayor de 800 cc, y un estatura superior a 1,70 m. El equipo del reconocido paleontólogo Richard Leaky encontró en 1984, en las orillas del río Nariokotome cerca del lago Turkana (Kenya), el esqueleto mejor conservado de esta especie. Fue datado en 1,5 millones de años, y fue atribuido a un varón infantil de 10 años en base al desarrollo de su dentición, apodado el niño de Turkana. Sorprende su tamaño que alcanzaba 1,60 m, lo que significa que hubiera alcanzado de adulto más de 1,80 m de altura.

Bifaz, Modo 2
Con Homo ergaster, además, tuvo lugar una importante innovación en la forma de tallar piedra, el Modo 2  o "Achelense", mucho más elaborada que el modo anterior, con grandes lascas talladas por ambas caras en forma simétrica, con filos laterales que convergen en una punta, conocidas como bifaces. Estas herramientas requieren una larga secuencia de golpes. Estos instrumentos tenían múltiples usos, desde cortar carne, hasta curtir pieles y trabajar madera, se conocen como las "navajas suizas del Pleistoceno". Suponemos que este homínido era ya cazador. Un hecho notable es que las faunas de carnívoros africanas comienzan a descender durante el Pleistoceno inferior ¿Tendrá algo que ver la competencia que plantearía Homo ergaster? Suponemos que si.

Nos acercamos al final de la Historia: Homo neanderthalensis y Homo sapiens.

Homo ergaster fue un gran viajero, ya que poblaciones de esta especie salieron de África y llegaron hasta Asia, dando lugar a Homo erectus, las poblaciones africanas posiblemente evolucionaron a Homo antecesor (final del Pleistoceno inferior), especie descrita en el yacimiento de Atapuerca, y que representa el eslabón entre dos nuevas líneas evolutivas (Pleistoceno superior), el linaje de Homo sapiens, nuestra especie, que se desarrolló en tierras africanas, y el linaje del Homo neanderthalensis, que representa una línea diferente de homínidos autóctona de Europa.

Modo 3. Musteriense
Homo neanderthalensis
Los neandertales eran algo más bajos que nosotros, pero con una complexión y un desarrollo muscular mucho mayor. Su tamaño cerebral podía alcanzar los 1.500 cc, mayor que el nuestro, que ronda los 1.350 cc de media, pero su cráneo estaba desarrollado de manera diferente, presentando una frente baja, y alargándose posteriormente. Adquirieron una nueva técnica de tallar piedra, la conocida como Modo 3 o "Musteriense", y se carateriza por un menor tamaño que el modo anterior, y una mayor variedad y especialización. Con este modo se prepara el núcleo para obtener lascas predeterminadas (técnica levallois) con un mayor aprovechamiento.

Ya en el Pleistoceno superior de Europa, la industria del Modo 3 es suplantada por el Modo 4 ó "Auriñaciense", representando la llegada del Homo sapiens y la desaparición del Homo neanderthalensis, que fueron especies contemporáneas.

 Pero la historia, o mejor dicho la prehistoria, no termina aquí ¿Qué pasó entre los Neandertales y nuestra especie? ¿Qué ocurrió con Homo erectus? ¿Hubo otros homínidos que salieron de África?  ¿Qué importancia tuvo el clima en la evolución de los homínidos? ¿Cómo evolucionaron el resto de animales?

Nuestro taller no solo abarca la odisea de nuestra especie, también intentamos mostrar como se ha desarrollado la historia de la vida, cuáles son las técnicas que usamos los paleontólogos para desvelar el pasado, que mecanismos ponen en marcha la evolución... "El pasado en la clave para conocer el futuro"

Todas las fotografías corresponden a parte del material utilizado durante los talleres.

27 de enero de 2012

Moluscos acuáticos de la Cuenca del Ebro

Nuestros amigos de Paleoymás, han colaborado en la reciente publicación de la guía de campo de Moluscos acuáticos de la Cuenca del Ebro.

Se trata de la primera guía de campo editada en España sobre moluscos acuáticos y ha sido presentada el viernes pasado por la Confederación Hidrográfica del Ebro.

El objetivo de dicha publicación es dar a conocer el estado y calidad del agua, ya que ésta se mide también según los organismos que viven en ella. Está dirigida a la comunidad naturalista, científica e investigadora, a otros compañeros que se dedican a la gestión del agua, instituciones, universidades o agentes de protección de la naturaleza.


Además de la guía de moluscos, en la página de la Confederación Hidrográfica del Ebro se pueden descargar guía  de campo de Peces, Macrófitos y Macroinvertebrados de la cuenca.

25 de enero de 2012

Geosfera se apunta a la AEPECT

Geosfera ha decidido afiliarse a la AEPECT "Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra", ya que consideramos que realizan una labor importantísima para que las Ciencias de la Tierra continúen estando presentes en la formación de los ciudadanos. Además contribuye activamente a la actualización científica y didáctica del profesorado, tanto a nivel nacional como en países en vías de desarrollo.

La AEPECT  es una entidad sin ánimo de lucro, abierta a todas aquellas personas interesadas en la enseñanza de las Ciencias de la Tierra. Sus objetivos son:

- Defender la presencia y contribución de las Ciencias de la Tierra en la formación de los ciudadanos.
- Favorecer el intercambio de investigaciones y experiencias educativas.
- Propiciar la actualización científica y didáctica del profesorado.
- Establecer relaciones con asociaciones nacionales e internacionales afines y colaborar solidariamente con países del tercer mundo.
- Representar a sus asociados y canalizar sus inquietudes y posiciones ante las autoridades educativas.
- Contribuir solidariamente a la mejora de la formación de los enseñantes de los países en vías de desarrollo, favoreciendo el respeto a los derechos humanos y a las libertades que sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, la Carta de las Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos del mundo.

La asociación publica periódicamente una revista, en la que profesionales de la enseñanza cotribuyen con artículos sobre investigación educativa, experiencias e ideas para el aula, fundamentos conceptuales y didácticos, y noticias de actualidad en el campo de la Geología. Esta revista se ha convertido en un verdadero referente para nuestra actividad educativa, y esperamos poder contribuir muy pronto con nuestra experiencia.

Queríamos felicitar a la asociación por su labor, y animar a la gente, que sienta interés por las Ciencias de la Tierra, y para que éstas sigan formando parte de la educación de nuestros jóvenes, a que participen y sigan su revista.

17 de enero de 2012

Mamuts y la regla de Bergmann

La regla de Bergmann fue establecida por Carl Bergmann en 1847, siendo una de las más antiguas y conocidas de las reglas ecológicas térmicas. Según este postulado, los animales de sangre caliente tienen mayor tamaño cuanto más baja es la temperatura media del ambiente en que viven, llegándose a formar, de este modo y en condiciones de aislamiento, subespecies o razas geográficas.

La explicación se basa en que un cuerpo de mayor tamaño tiene un área de superficie menor en proporción a su volumen, lo que le permite irradiar menos calor y, por lo tanto, retener su temperatura más eficientemente que animales de menor tamaño. Esta es la razón por la que muchas variedades de animales presentan mayor tamaño en latitudes mayores. Un ejemplo claro de esta regla lo encontramos en los pingüinos, cuyas especies de los polos presentan tamaños mayores que las especies presentes en los trópicos.

La aplicación sobre las faunas Pleistocenas, les ha valido a dos científicos españoles, Diego Álvarez-Lao y Nuria García, para concluir, que ni el mamut lanudo ni el resto de fauna de climas fríos presente en Europa durante el Pleistoceno, se asentaron de forma permanente en la Península Ibérica, donde tuvieron que vivir en condiciones ecológicas diferentes a las del resto del continente y compartir hábitat con animales de climas templados. Los autores indican en su estudio, que los mamuts lanudos que habitaron la Península eran del mismo tamaño que los del resto de Europa, por lo que muy posiblemente sus poblaciones no hayan estado asentadas durante el tiempo suficiente como para desarrollar una disminución de talla.
Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron estadísticamente las asociaciones faunísticas de los yacimientos ibéricos con presencia de mamut, y las compararon con una amplia muestra de yacimientos procedentes de la Europa continental y las Islas Británicas. Posteriormente, compararon las dataciones de los restos ibéricos de estas especies de clima frío con la escala de isótopos de oxígeno obtenida en los hielos de Groenlandia, y constataron que la presencia del mamut, rinoceronte lanudo y reno en la península Ibérica coinciden con los momentos de máximo frío del Pleistoceno Superior, que tuvieron lugar entre 45.000 y 15.000 años antes de la actualidad.

Durante las glaciaciones, las especies propias de climas templados (como el ciervo o el jabalí) se refugiaron en las áreas más meridionales de Europa (penínsulas Ibérica, Itálica y Balcánica), huyendo del frío. Pero en los episodios de frío y aridez extremos, incluso la “fauna del mamut” se desplazó también hacia el sur, aunque éste no fuese su hábitat más adecuado, ya que los mantos de hielo cubrían extensas áreas del centro y norte de Europa, impidiéndoles encontrar pastos, que si podían encontrar en las zonas más meridionales. El desplazamiento hacia el Sur de estas faunas, encontró su límite en la Península Ibérica. Como destaca Diego Álvarez-Lao:  "Los ‘visitantes’ del Norte no pudieron desplazar a los habitantes de la Península, que no podían cruzar el Estrecho para dirigirse más al Sur, y tampoco los sustituyeron, sino que se mezclaron con ellos".

Referencias bibliográfica: 

- Álvarez-Lao, D.J., García, N., 2011. "Southern dispersal and Palaeoecological implications of woolly rhinoceros (Coelodonta antiquitatis): review of the Iberian occurrences". Quaternary Science Reviews 30 (15-16), 2002-2017.
- Álvarez-Lao, D.J., García, N., 2012. "Comparative revision of the Iberian woolly mammoth (Mammuthus primigenius) record into a European context." Quaternary Science Reviews 32, 64-74.
 - SINC. Servicio de Información y Noticias Científicas.

11 de enero de 2012

Merecido Homenaje a Steno, padre de la Geología

Hoy se cumplen, nada más y nada menos que, 374 años del nacimiento del científico danés Nicolás Steno (Copenhague, 1638), considerado como el Padre de la Geología. Dicho aniversario ha sido celebrado por Google con un nuevo 'doodle' de su buscador, en el que en las letras de la palabra "Google" aparecen cortes transversales de tierra, mostrando distintas capas de la corteza terrestre con abundantes fósiles.



Steno se formó en medicina, y destacó como anatomista, en una época en la que la anatomía era una ciencia novedosa y de prestigio, pero su interés terminó trasladándose a los fósiles y la geología. En 1668, Stenon publicó su obra  "De solido intra solidum naturaliter contento dissertationis prodromus", en la que propuso los principios que hoy llevan su nombre. El primero es el de la superposición: existen capas de sedimentos, de manera que la inferior fue depositada primero, y la superior la última. El segundo es el de la horizontalidad original: no importa cuál sea la orientación actual de un estrato, fue depositado originalmente de forma horizontal. El tercero es el de la continuidad lateral: los sedimentos se depositan en una capa continua que termina solamente en el borde de su cuenca. Por tanto, capas de rocas correspondientes a ambos lados de un valle fueron originalmente una sola.

Este trabajo le convierte en el padre de la geología. Hasta ese momento la Tierra no tenía historia.
 
A partir de ahí la edad de la Tierra comenzó a expandirse, hasta llegar a los 4.600 millones de años que consideramos actualmente.

2 de enero de 2012

Taller de Paleontología en el Colegio Ártica

La última actividad educativa que realizamos en el año 2011 fue un taller de paleontología en el Colegio Ártica. La actividad se dirigió a dos grupos de 4º de la ESO, que habían desarrollado, durante el primer trimestre del curso, los temas relacionados con el origen y evolución de la vida en la Tierra. Por lo que el taller les sirvió para afianzar lo aprendido previamente.

Los alumnos se mostraron muy implicados en todas las actividades, demostrando mucho interés y buenos conocimientos. Como en otras ocasiones, dividimos el taller en cuatro actividades, la línea del tiempo, micromamíferos, evolución de los équidos y evolución humana.

El Colegio Ártica nos sorpendió gratamente, los profesores se muestran muy interesados en realizar actividades que puedan complementar las clases impartidas, las instalaciones se encuentran en un estado estupendo, y están perfectamente adaptadas a las actividades que desarrollamos. Los alumnos, por su parte,  muestran actitudes poco comunes para su edad, como el trabajo en grupo y la cooperación. Además, es un centro muy volcado en fomentar otro tipo de contenidos, a parte de los incluídos en el currículum, como los mediambientales, artísticos y deportivos.

Este colegio también es muy activo a través de facebook, os dejamos el enlace de su página web para que podáis ver todas las iniciativas que llevan a cabo: http://www.jrotero.org/. Es un buen ejemplo de calidad educativa, enhorabuena!